Inicio > Biblioteca > Boletín marista > Número 122 (30/01/2004)

 

 


 



 


Ernesto Sánchez, Superior general

El nuevo comienzo ya ha comenzado
H. Ernesto Sánchez, Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Perú: Colegio Manuel Ramírez Barinaga, Lima

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

19 noviembre

Santos: Crispin, Ponciano, Abdías

Calendario marista - noviembre

Boletín marista - Número 122

 

CALENDARIO MARISTA DEL MES DE FEBRERO 2004
30/01/2004

Bajar WORD

CALENDARIO MARISTA DEL MES DE FEBRERO

En este Boletín marista, publicamos el calendario marista del mes de febrero, que aparece día a día en el espacio web www.champagnat.org

1 Domingo IV del tiempo ordinario – 1856: partida de los primeros hermanos a Bélgica - 1869: visita del P. Colin a Saint-Genis-Laval
2 Fiesta de la Presentación del Señor – Virgen de la Luz – Día Mundial de las Viudas - 1822: ingresa el H. Estanislao en La Valla – 1934: llegada de los primeros hermanos a Uruguay - Primer lunes de mes: recuerdo de los difuntos maristas
3 1914: primera fundación marista en Alemania – 1874: muere en Londres el H. Marie Nizier, compañero de san Pedro Chanel
4 1911: partida de los primeros hermanos a Chile
5 Dia de los Sin Techo – 1872: muere en Sant-Genis el H. Juan Bautista, primer biógrafo de san Marcelino y de los primeros hermanos
6 “Cuando veas a un hombre bueno, trata de imitarlo; cuando veas a un hombre malo, examínate a ti mismo” (Confucio)
7 Dia Internacional del Hombre – 1746: nacimiento de María Teresa Chirat, madre de san Marcelino – Sábado marista: día especialmente dedicado a la oración por la Familia Marista
8 Domingo V del tiempo ordinario – 1851: muere en el Hermitage el H. Lorenzo, tercer miembro del Instituto y catequista de Bessat
9 “Leer sin meditar es una ocupación inútil” (Confucio)
10 “El sabio comienza por hacer lo que quiere enseñar y después enseña” (Confucio)
11 Madre de Dios de Lourdes – Día Mundial del Enfermo – Día Internacional contra el cambio climático
12 1867: partida de los primeros hermanos hacia la República de África del Sur
13 “El gobierno es bueno cuando hace felices a los que viven bajo él y atrae a los que viven lejos” (Confucio)
14 Santos Cirilo y Métodio, patronos de Europa – San Valentín, día de los enamorados – 1823: Marcelino y Estanislao se pierden en la nieve: Acordaos… - Sábado marista: día especialmente dedicado a la oración por la Familia Marista
15 Domingo VI del tiempo ordinario – 1947: inicio de la obra marista en Portugal
16 “Aprende a vivir y sabrás morir bien” (Confucio)
17 “Observando las faltas de un hombre, llegamos a conocer sus virtudes” (Confucio)
18 “La ignorancia es la noche de la mente, pero una noche sin luna ni estrellas” (Confucio)
19 1962: partida de los primeros hermanos a Costa Rica
20 Si quieres recibir gratuitamente el Boletín marista, puedes inscribirte en www.champagnat.org
21 Día internacional de la lengua materna - Sábado marista: día especialmente dedicado a la oración por la Familia Marista
22 Domingo VII del tiempo ordinario – La Cátedra de san Pedro Apóstol 1957: Inicio de la obra marista en Bolivia
23 1942: muere en Sant-Genis el H. Diágones, 6º Superior general
24 “No son las malas hierbas las que ahogan a la buena semilla, sino la neglicencia del campesino” (Confucio)
25 Miércoles de ceniza – Inicio de la Cuaresma - 1906: cinco hermanos son asesinados en Nan-Chiang – 1985: primera fundación marista en Haití
26 “Quisiera ser humilde charco de agua para reflejar el cielo” Helder Cámara
27 Viernes de cuaresma
28 Sábado marista: día especialmente dedicado a la oración por la Familia Marista
29 Domingo I de Cuaresma


AÑO DEL HERMANO FRANCISCO (VIII)
Junio 6, 2003 – Junio 6, 2004


LA JUSTICIA

Como virtud cristiana, la justicia no tiene nada que ver con los asuntos de los tribunales. Consiste en el sentido que se da a Dios el culto y la gratitud que se le debe, que conoce y profesa su obra, y, al mismo tiempo, es un profundo respeto hacia los demás, hacia sus derechos, su autoridad y su trabajo.

Es hacia esta comprensión que se dirigen los testimonios sobre la justicia: “ Recuerdo que el hermano Francisco era muy diligente en todos sus deberes hacia Dios, dirigiendo a él todos sus afectos, rindiendo a los santos el culto que les es debido... Es necesario hablar de las bendiciones extraordinarias concedidas por Dios a su Instituto, y de llevar a los hermanos a reconocer todos los favores recibidos de Dios... En sus instrucciones hablaba muchas veces de la acción de gracias: “Queridos hermanos, el bien se hace, demos gracias a Dios... ¡Ah! No cesemos de darle gracias... En sus cuadernos habla muy a menudo de la gratitud a Dios y a María... Creo que el H. Francisco ha dado a cada uno lo que le era debido, según su conciencia, que era un poco timorata. A Dios era la adoración, su amor; a los santos, el culto que se les debe, según las reglas litúrgicas, de las cuales nunca se alejaba”.

Ese sentido de la justicia también se reflejaba en las personas que estaban en su entorno: sus colaboradores más cercanos. “Este digno superior respetaba y hacía respetar la autoridad de cada persona. Le he escuchado hablar del reconocimiento que debemos al Papa, que le había recibido con cariño en Roma... Y ¿qué respeto no tenía hacia los sacerdotes, los obispos y todas las autoridades eclesiásticas? Su corazón desbordaba en gratitud al regreso de su viaje a Roma para pedir a Nuestro Santo Padre, el papa Pío IX, la aprobación de las reglas del Instituto....”

El respeto y la gratitud, como matices de la justicia, se acompañaban naturalmente del amor: “nunca criticaba a sus sucesores... Un padre de familia no podría tener tanto apego, tanto amor sincero por su congregación”. Una señora a quien había pedido trabajo, dice: “Recuerdo que el hermano Francisco era muy justo. Habiéndome pedido algunos trabajos de aguja, vino a arreglar las condiciones con mis padres y siempre fue muy justo con los pagos, y muy delicado”. La experiencia de otra señora es parecida: “...Mi marido, que era comerciante de paños, me lo dijo muchas veces. El hermano Francisco era siempre muy justo, muy delicado, muy afable; en las compras que hacía nunca regateaba, quería que se tuviese una ganancia legítima”. Otros testimonian: “El siervo de Dios era muy agradecido por los favores recibidos. Puedo citar su gratitud especial a la señora de la Granville... Tenía mucho cuidado en respetar los derechos del prójimo, muy agradecido cuando se le hacía algún servicio... Las novenas se sucedían a favor de los bienhechores... En el óbito de un bienhechor, hacía que se recitara el oficio de los difuntos... Rezaba muy a menudo por sus padres y les quería mucho”.

La justicia cristiana es un estilo de vida donde el sentido, el respeto de Dios y de los otros y la gratitud, producen el comportamiento del justo y ofrece a Dios, a los santos y a los hombres, una especie de presencia y de promoción humana”.
(Fuente: Positio super virtutibus: Informatio, p 64-68)

Pensamiento del hermano Francisco
¡Qué ceguera y qué tremenda locura
la de pasar toda la vida hilando con la mayor seriedad del mundo
y con toda la aplicación de su espíritu,
telas de araña
que la muerte barrerá en medio segundo!
(H. Francisco: 60 años de historia marista, p. 155 ed. Fr.)

Oración del hermano Francisco
Divino Corazón de Jesús,
concededme el compartir para amaros
siempre, y siempre más.
Recibid, oh Sagrado Corazón,
todos mis pensamientos, mis deseos,
mi libertad, mi memoria, mi voluntad,
mis acciones y mi vida.
Recibid mis sufrimientos y mis penas.
Me entrego todo a vos para siempre.
Señor,
todos los instantes de mi vida son tuyos;
todas mis acciones son tuyas.
Haz que las termine, por tu gracia,
únicamente con el fin de agradaros
y de serviros.
(Cuaderno de notas, Summ. P. 555 ed. Fr.)

3274 visitas