Inicio > Biblioteca > Boletín marista > Número 125 (18/02/2004)

 

 


Para recibir noticias sobre el Capítulo en su correo, haga clic aquí y rellene el formulario

 


 



 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Costa Rica: En recuerdo del Bicentenario del Instituto

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

22 septiembre

Santos: Tomás de Villanueva, Inocencia
1948: primera fundación marista en Mozambique
1991 Primera fundación en Liberia, en la capital, Monrovia

Calendario marista - septiembre

Boletín marista - Número 125

 

Comisión del Uso Evangélico de Bienes
18/02/2004

Bajar WORD

El H. Maurice Berquet preside la Comisión del Uso Evangélico de Bienes
RESPONSABILIDAD Y SOLIDARIDAD EN EL USO DE LOS BIENES

Hermano Lluís Serra

Maurice Berquet, 55 años, nació en Ste. Foy les Lyon, Francia. Cursó pastoral juvenil y se doctoró en Electrónica en Estrasburgo. Ha sido Provincial de Beaucamps-St. Genis. Es Consejero general y preside la Comisión sobre el uso evangélico de los bienes.

«Si yo fuera rico…», dice la canción. ¿qué haría usted si fuera rico?
¿Si fuera rico?… no sería religioso. Comprometerse en la vida religiosa es configurar la
propia vida con la de Jesucristo y, por tanto, renunciar a la riqueza. Mi testamento prevé que todo mi patrimonio personal se done al Instituto y su misión. Es una respuesta a la pregunta.

El Instituto Marista tiene bienes, ¿cómo se pueden usar evangélicamente?
Los bienes son totalmente necesarios para la misión. Así lo percibimos en el Evangelio. Jesús se hace ayudar por personas que le asisten con sus bienes. Sus discípulos están organizados en una comunidad que los comparte, con un administrador, Judas … En lo que se refiere al uso evangélico de los bienes en el Instituto, me parece que hay dos actitudes esenciales que deben guiarnos: la responsabilidad y la solidaridad.

Cuando se habla de bienes, ¿también se incluye a las personas?
No podemos considerar bienes a las personas. La petición hecha por el Capítulo general se refiere específicamente a los bienes materiales, en inglés «material goods». Pero es verdad que la riqueza de un grupo no se limita a los bienes que posee, sino que incluye también lo que se llama patrimonio humano.

¿Qué se puede hacer ante el desigual reparto de la riqueza en el mundo?
El carácter internacional de la congregación nos pone en contacto directamente con esa realidad. Percibo dos niveles de acción posibles para el Instituto. Uno es la ayuda a los proyectos de desarrollo. Ya lo realiza el BIS. El otro es la participación en organismos internacionales cuya actividad se relaciona con nuestro carisma, la enseñanza y educación de la juventud, especialmente la más pobre. En este aspecto únicamente el trabajo en red con otros nos permitirá conseguir cambios en el nivel mundial o nacional.

¿Podría citar alguna presencia marista especialmente entre los pobres?
Habiendo visitado ya tres regiones del Instituto puedo poner numerosos ejemplos. La
experiencia más reciente la viví en una comunidad de Porto Alegre, en la «Ilha Grande de los marinheiros». Los hermanos viven allí, en comunidad entre los basureros, los «papeleros», y están encargados de un centro social gratuito abierto para todos los niños … Es un verdadero testimonio de solidaridad con los más pobres.

¿Qué temas va a abordar su Comisión?
La tarea de nuestra comisión consiste en establecer un Plan de discernimiento sobre el uso evangélico de los bienes y acompañar su puesta en práctica. El plan quisiera ofrecer criterios para ayudar a tomar decisiones en este campo. Por otra parte, quiere ser una invitación a las provincias, las obras y las comunidades para tomar iniciativas concretas en este terreno … porque «el uso evangélico de nuestros bienes tiene que ser uno de los elementos centrales de cualquier transformación auténtica de la vida religiosa actual».

(Ecos Maristas 45, septiembre 2003)

2947 visitas