Inicio > Biblioteca > Boletín marista > Número 158 (07/09/2004)

 

 


 



 


Ernesto Sánchez, Superior general

El nuevo comienzo ya ha comenzado
H. Ernesto Sánchez, Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Perú: Colegio Manuel Ramírez Barinaga, Lima

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

19 noviembre

Santos: Crispin, Ponciano, Abdías

Calendario marista - noviembre

Boletín marista - Número 158

 

REPUBLICA ARABE SIRIA
07/09/2004

Bajar WORD

REPUBLICA ARABE SIRIA
Al-Jamhuriya alArabiya as-Suriya

En agosto de 1904, llegaron a Alep cuatro Hermanos Maristas para dirigir la escuela de los católicos armenios de la calle Telal. Hoy, los hermanos maristas, teniendo un corazón sin fronteras, trabajan por sembrar la esperanza a través de su acción educativa.

El Pais
Superficie: 185.227 Km²
Habitantes: 16.729.000 (al 2001)
Densidad: 90 ab/Km²
Forma de gobierno: República presidencialista
Capital: Damasco (2.035.000 hab.)
Otras ciudadesa: Aleppo 1.840.000 ab., Hims 300.000
Grupos étnicos: Arabi 88%, Curdi 5%, Armeni 3%
Paises limitrofes: Turquía al norte, Libano e Israel al oeste, Jordania al sur, e Irak al este
Montañas principales: Mt. Hermon 2814 m
Ríos principales: Eufrates 675 Km (tratto siriano)
Lagos principales Buhayrat al Asad 600 Km²
Clima: Continental - mediterraneo
Lengua: Arabe
Religión: Musulmana sunnita 76%,
Musulmana (otro tipo) 16%, Cristiana 8%
Moneda: Sterlina siriana

Los Cristianos
Los cristianos sirios, - 8% de la población -, están divididos en decenas de ritos y confesiones. En orden numérico hay los greco ortodoxos, (500.000 ); griego católicos ( 200.000); armenios gregorianos (150.000); seguidos por siro ortodoxos; armenios católicos; maronitas; asirios; caldeos; protestantes y latinos.
El gobierno del partido Baath que desde el 1964 domina todavía la política siria, sostiene una ideología de nacionalismo árabe al que contribuyen cristianos y musulmanes. Por eso , en general, los cristianos gozan de una relativa libertad, aun cuando el país tiene el 92% de musulmanes. El Islam no es una religión de estado, sí debe ser la religión del jefe del estado.
El asegura a todos los cristianos un trato generalmente igualitario: las comunidades cristianas tienen el derecho de poseer terrenos, construir iglesias , celebrar liturgias y fiestas. Los sacerdotes está exentos del servicio militar. En los últimos 30 años la dictadura de los Alatitas - minoría herética del Islam y de la familia Assad - ha tenido una actitud ambigua hacia los cristianos. Por una parte, pareciera defenderlos frente al fundamentalismo islámico: mientras que por otro lado, por tratarse de una dictadura minoritaria, ha establecido una policía con un control capilar de las actividades sociales.
Las reuniones, publicaciones, o la misma evangelización necesitan del permiso gubernamental. Dentro de los colegios está autorizado un catecismo “global “ para todas las comunidades cristianas, situación que fue aprobada por el gobierno.
Los colegios cristianos, en un tiempo estimados en la educación en Siria, fueron nacionalizados en la década 60. Dependen sólo formalmente de la Iglesia, ya que los programas son controlados por los inspectores del gobierno.
La ambigüedad hacia los cristianos se muestra también en la relación con los países vecinos. Debido a que la inseguridad de regímenes como los de Irak, Siria se ha vuelto refugio de numerosos cristianos provenientes de ese convulsionado país.
También es de destacar que cuantiosos cristianos libaneses que han querido declarar la independencia de Siria se encuentran prisioneros en Damasco.

1954: los primeros 50 años
He aquí como el Hermano Pierre Martín en el Boletín del Instituto de los Pequeños Hermanos de María nos habla del
Centenario del Colegio Champagnat de Alepo
“Hablar de cincuentenario en un país en donde la historia se cuenta por milenios, puede parecer extraño. Qué son unos meros 50 años? En oriente todas las cosa tienen más de 50 años, como las orgullosas cabelleras que llevan los habitantes, las ruinas antiguas que admiran los turistas: Baalbeck, Palmyra, Dyarach que pueden dar prueba del paso de los siglos; Sidon, Byblos, Alep con sus milenios a cuesta. A pesar de esto el Colegio Champagnat no se acobardó a la hora de festejar un modesto cincuentenario: ya que no se puede echar en la cara a alguien su juventud.
En 1895 los primeros Hermanos se instalaron en Oriente, ya que ensayos anteriores habían fracasado. En 1904, tomaban posesión del Cerro de Abraham en Alepo.
Imaginemos un poco su viaje. El paisaje fue un poco extraño para ojos de europeos, habituados a un cambio de decorado a cada capricho de la ruta. La estepa era roja, porque, luego de las primeras lluvias del carruaje primitivo raspaba la tierra. De vez en cuando era posible encontrar algunos árboles al borde de minúsculos chorrillos de agua: “Una pequeña mata de verde parecido a un ramillete que tapizaba el desierto.” ( J-J Tharaud )
Y, luego nuevamente, paisaje color camello , un cielo sin nubes, un sol sin sombra y un viento caliente cargado de arena. Tal era el horizonte durante 450 Km. Tal el camino recorrido por los tres Hermanos: Jean Symmaque, Joseph Neophitus et Joseph Atáñase: quienes viven aun hoy.
En fin, Alep, “el Cerro de Abraham,” porque la leyenda quiere que Abraham haya morado en esos altos: remontando el curso del Eufrates, para dirigirse hacia la “ Tierra Prometida “ Leyenda apoyada por la topografía del país y las necesidades de las caravanas.
Los tres misioneros se instalan, Moms. Augustin Sayegh, de feliz memoria, el gran amigo y bienhechor de los Hermanos que durante 25 años se dignó participar a su mesa y su menú, confiarle su escuela armenio-católica que llegará a ser bajo la dirección de los Hermanos uno de los primeros colegios de la ciudad.
Se ha dicho de algunos Cruzados de la Edad Media que llegaban al Oriente cargados de prejuicios como una embarcación puede estarlos de mercaderías. Nuestros tres cruzados llegaron ellos también, pero cargados de buena voluntad . El éxito debía ser cierto.
Miremos el libro de Oro el Colegio:
· 1904 toman el colegio armenio-católico
· 1914 320 alumnos: se clausura el colegio a causa de la Primera Guerra Mundial
· 1919 reabre el colegio
· 1923 apertura de otro colegio, el de San Nicolás, de rito greco-católico
· 1931 cambio de domicilio. Instalación en el Colegio Champagnat.
· 1945 fin del mandato francés en Oriente. Clausura del Colegio Champagnat, 745 alumnos.
· 1949 reinstalación en Alepo, en los cuarteles Wizosky. 102 alumnos
· 1954 cincuentenario del Colegio Champagnat: 837 alumnos
Son todas esas sucesiones de decepción y esperanzas que el colegio quiere celebrar este año. Las ceremonias se desarrollaron con magnificencia entre el 12 al 19 de diciembre.
El Hermano Jean Sygmmaque, fundador y primer director fue acompañado por algunos de los “antiguos combatientes” había llegado para reunirse con los invitados.
El domingo 12 a las 9 hs, una magnífica Misa Armenio- Católica de melodiosas armonías fue celebrada por Mons. Gabriel Gaspar archimandrita armenio-católico de Alepo. Reunía una numerosa asistencia a la Catedral latina. La oración de acción de gracias subía ferviente de todos los pechos por el bien realizado durante los 50 años de labor.
A las 11 hs, en los patios del colegio, que desbordaban de personas y de autos, la fanfarria de los RR PP Salesianos acogían con los acordes del himno nacional a su Excelencia el Gobernador de la ciudad, quien vino a presidir la reunión. Posteriormente en el salón de fiestas, Madam Naoum Sioufi, presidente de la comisión de Antiguos Alumnos, presentó en un largo discurso, la obra realizada por los Hermanos Maristas y formuló los deseos para el futuro del colegio.
Entre los numerosos asistentes, se destacaba Mons. Ayub, Arzobispo Maronita, S Exc. Mons. Hindie, Arzobispo sisrio-católico. Las autoridades sirias se han hecho un deber de asistir. También asistieron M. Mohafez de la ciudad de Alepo, el Prefecto de la Municipalidad, el Prefecto de la Policía, el Coronel Comandante de la Gendarmería, el Director de la Instrucción Pública y el Director de la Enseñanza Privada.
El cuerpo consular asistía a la ceremonia: al lado de M. Denizeau, cónsul general de Francia en Alepo. M Pistre cónsul de Francia en Alepo, también se hallaban presentes los cónsules de Grecia, España y Países Bajos. Los Antiguos Alumnos, numerosos, acompañados de sus Señoras, aprovecharon la ocasión para testimoniar su simpatía, y su reconocimiento a los Hermanos.
Luego del discurso de M. Sioufi, M. Denizeau, cónsul general de Francia, entregó las insignias de Oficial de la Instrucción Pública al Hermano Gabriel Augustín, visitador, y al querido hermano Mario Rafael, director del colegio Champagnat.
Tomando la palabra El Hermano Director agradeció a las autoridades civiles y religiosa y dio a un cablegrama de la ciudad del Vaticano transmitiendo a los Hermanos,`Amigos, Antiguos Alumnos y Bienhechores la Bendición Apostólica.
Al final de la reunión se sirvió un vino de Honor a los asistentes, mientras visitaban la magnífica Exposición, organizada por el Hermano Antonio, vicedirector, para materializar de alguna manera 50 años de Apostolado.

A las 15 hs, se realizó un torneo de basketball, organizado por el hermano Vivien, encargado de los deportes del colegio, ponía en contienda los equipos. La Copa, “Antiguos Alumnos “ ofrecida por M. Jalil Boustany, vicepresidente de la Sociedad de exalumnos, adjudicándosela el equipo del colegio de Tierra Santa ( Colegio Franciscano )
Por la tarde se ofreció un banquete de 280 cubiertos que fue ofrecido por el Comité de los Antiguos Alumnos.
Las personalidades oficiales civiles y militares se asombraron por la calidad de los ‘Antiguos” y de la atmósfera de cordialidad y de simpatía que reinaba en la sala.
Una semana tan bien comenzada no podía sino continuar de tal manera. Lunes feriado general para los alumnos 837, el viernes 17 y el domingo 19: alumnos, amigos y admiradores del colegio Champagnat venían a aplaudir a los jóvenes artistas de las clases del la secundaria.
Muchos augurios fueron formulados en ocasión de este Cincuentenario Marista. Desarrollo, prosperidad, centenario... Cuál será el porvenir del Colegio Champagnat? El colegio que ha soportado muchas pruebas durante los cincuenta años guarda una indefectible esperanza en la Providencia.
Tomo 21, nro. 153, pag. 522 –525)

En un próximo número les hablaremos de las fiestas del centenario.

3639 visitas