Inicio > Biblioteca > Boletín marista > Número 50 (06.02.2003)

 

 


 



 


Ernesto Sánchez, Superior general

El nuevo comienzo ya ha comenzado
H. Ernesto Sánchez, Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Perú: Colegio Manuel Ramírez Barinaga, Lima

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

19 noviembre

Santos: Crispin, Ponciano, Abdías

Calendario marista - noviembre

Boletín marista - Número 50

 

Reanudación de la presencia marista en Argelia
06.02.2003

Bajar WORD

Allah il baraká ! ¡Que Dios sea bendito!

Los hermanos Josep María Rius, 50 años, Álex Gómez, 35 años, y Arturo Chávez, 74 años, integran la comunidad marista que desde el pasado mes de septiembre se encuentra en tierras argelinas. Ellos nos cuentan su situación en esta nueva realidad.

Herederos de una historia viva
Con la trágica muerte del hermano Henri Vergès, el 8 de mayo de 1994, se interrumpe la presencia marista en Argelia, cuyos comienzos arrancan en 1891 cuando la Provincia de Aubenas funda tres escuelas: Mascara, Sétif y Aïn-Témouchent (Orán). En los años siguientes las fundaciones siguen a ritmo acelerado de manera que en 1902 el sector de Argelia cuenta con 17 escuelas y 107 hermanos.
Las leyes anticlericales de 1903 en Francia, que prohíben a las congregaciones religiosas la enseñanza, son la causa de una fuerte disminución de la presencia marista en Argelia, pero no la eliminan. Diversas circunstancias propician la reducción.
En años setenta los hermanos están presentes únicamente en el colegio San Buenaventura de Argel, del cual es director el hermano Henri Vergès hasta el año 1976, cuando son nacionalizados todos los establecimientos escolares. El hermano Henri, en ocasiones acompañado por otros hermanos y en ocasiones en solitario, mantiene la presencia marista hasta su muerte.
El hermano Benito Arbués, Superior general acaricia la idea del regreso de los Hermanos a Argelia. Después de diversos contactos con el Sr. Arzobispo de Argel, Mons. Henri Teissier, propone a los hermanos provinciales de Francia y Cataluña la posibilidad de la reimplantación de la vida marista en Argelia. Estos, a su vez, informan y consultan a los hermanos de sus provincias sobre dicha posibilidad, solicitando voluntarios y pidiendo que expresen los motivos de su opción. Por esa época está ya en perspectiva la reestructuración de las provincias de Europa y en concreto la fusión de las provincias de Francia y Cataluña.

Preparativos para el regreso
A mediados de abril de 2001 se hace público que los hermanos Josep María Rius y Alejandro Gómez de la provincia de Cataluña formarán parte de la comunidad que próximamente se fundará en Argelia
El 8 de septiembre de 2001, el hermano Benito anuncia oficialmente durante el XX Capitulo General la decisión de la reimplantación marista en Argelia por las Provincias de Francia y Cataluña y envía personalmente al hermano Arturo Chávez, Provincia de México Central, para formar parte de la comunidad.
Los preparativos se encomiendan al hermano Emili Turú, entonces provincial de Cataluña, y posteriormente al hermano Maurice Goutagny, Provincial del Hermitage.
Los hermanos Xema y Alex se dedican durante el curso 2001-2002 a prepararse en francés y árabe, tomando cursos intensivos de ambas lenguas en Bélgica y Barcelona.
En marzo de 2002, el hermano Maurice Goutagny acompañado del hermano Alex Gómez viaja a Argelia para tener un contacto directo con la Iglesia argelina y en particular con sus responsables. Además participan a la reunión anual de los superiores mayores y obispos.
Queda decidida la refundación para el nuevo curso escolar 2002-03 con el envío de tres hermanos para un futuro trabajo conforme a nuestro carisma marista.
Un momento fuerte y emotivo es el envío de los hermanos Xema, Alex y Arturo durante la Asamblea Interprovincial de las Provincias de Francia y de Cataluña celebrada en Francheville del 25 al 28 de julio. Los hermanos provinciales Maurice Goutagny, André Déculty y Xavier Barceló dan la misión a los tres hermanos y les hacen entrega de un icono de san Marcelino firmado al reverso por todos los hermanos presentes.
De común acuerdo fijamos la fecha de nuestra llegada a Argel para el día 8 de septiembre, festividad de la Natividad de María. Queremos señalar con ese hecho nuestro deseo de poner bajo la protección de nuestra Buena Madre la refundación marista en Argelia.

Argel, nuestra nueva casa
Somos muy bien recibidos. Estamos alojados en el Centre de Études Diocésain en donde pasamos el presente curso escolar. Nuestro objetivo inmediato es hacer un discernimiento que nos permita tomar una decisión sobre nuestra implantación definitiva para el próximo año. Es decir, tratamos de conocer, a la luz de evangelio y de nuestro carisma marista, dónde establecer la presencia marista en este país de religión y cultura islámica. Para ello tomamos los medios que nos ayudarán a realizarlo. Podemos resumir nuestra vida actual en cuatro palabras: conocer, inculturarnos, estudiar y orar. Todo ello dentro de un cuadro de comunidad marista.
El Centre de Études Diocésain es una antigua casa de las Hermanas de la Doctrina Cristiana para sus ancianas. En ella funcionan actualmente dos bibliotecas y ofrece posibilidad de residencia para transeúntes. Además hay personas que dan clases de árabe dialectal clásico y argelino y otras que prestan diversos servicios a la iglesia argelina.
Vamos conociendo poco a poco la Iglesia local y la realidad de este país. En Argelia existen cuatro diócesis: Argel, Orán, Constantina y Laghouat. Enormes en su extensión, pero muy pequeñas en cuanto al número de cristianos y los agentes de pastoral. Los sacerdotes y religiosos/as son muy pocos, pero aún así, son más numerosos que los laicos argelinos. La Iglesia es pobre en recursos, en personal y en poder. Es interesante señalar que hay un cierto número de estudiantes universitarios que vienen del África subsahariana a los cuales se les da atención pastoral.
Hemos ya visitado la biblioteca de la Casbah en donde vivió y trabajó el hermano Henri Vergès. El primero de noviembre hemos ido a orar al cementerio de El Harrach en donde espera la resurrección
A fines de noviembre dejamos nuestro curso de árabe una semana para conocer las obras de la diócesis de Orán. Después de Navidad hemos visitado de cuatro o cinco días la diócesis de Constantina. Pensamos ir en marzo, si Dios quiere. (In sha Allah = ojalá) a la diócesis de Laghouat, situada al sur de Argelia en el Sahara.
Los tres hermanos Xema, Alex y Arturo nos sentimos muy unidos a nuestras familias y a toda la familia marista. Nos consideramos enviados por todos ustedes para trabajar por Reino de Dios continuando el carisma de nuestro Padre Marcelino en la casa del Islam en estas tierras argelinas.

3407 visitas