Inicio > Biblioteca > Boletín marista > Número 95 (09.10.2003)

 

 


Para recibir noticias sobre el Capítulo en su correo, haga clic aquí y rellene el formulario

 


 



 


Emili Turú - La Valla: casa de la luz

Emili Turú
Superior general



 

FMSI

Conectarse

Hermanos maristas

RSS YouTube FaceBook Twitter

 

Foto de hoy

Brasil: Encuentro de jóvenes maristas en Rio Grande

Hermanos maristas - Archivo de fotos

Archivo de fotos

 

Últimas novedades

Archivo de novedades

 

Calendario marista

20 septiembre

San Adres Kim y Pablo Chong y sus compañeros mártires
1936: fue asesinado en Barcelona el hermano Eusebio
2000 Juan Pablo II bendice la estatua de san Marcelino colocada en la fachada lateral izquierda de la Basílica vaticana

Calendario marista - septiembre

Boletín marista - Número 95

 

El hermano Shanthi Liyanage que trabaja en Pakistán
09.10.2003

Bajar WORD

LOS PADRES MUSULMANES ENVÍAN SUS HIJOS A NUESTRAS ESCUELAS SOBRE TODO PORQUE SABEN QUE PROPORCIONAMOS UNA FORMACIÓN VERDADERAMENTE HOLÍSTICA.

Hermano Lluís Serra

El hermano Liyanage Adolphus Shanthi, 54 años, nació en Udahentenna (Sri Lanka). Es consejero provincial, superior de comunidad, profesor y director del colegio de secundaria St. Mary, de Peshawar (Pakistán).

Teniendo en cuenta que los católicos del Pakistán constituyen un porcentaje muy pequeño de la población del país, ¿qué reto supone practicar la fe?
Siempre ha sido un reto para los cristianos de Pakistán practicar su fe. Hasta hace poco, eran discriminados sobre todo en dos campos: el de la educación y el laboral. Todos, sin importar la religión de pertenencia, tenían que estudiar el Islam si querían seguir estudios superiores. La religión era un criterio para obtener un trabajo. Algunos, de tan desesperados que estaban, intentaban ocultar su identidad al solicitar un trabajo.
Con la caída de Afganistán en manos de los talibanes (la milicia estudiantil islámica), los cristianos fueron considerados como infieles y marginados en su propio país. Cuando los fuerzas aliadas empezaron la campaña contra el terrorismo, los cristianos fueron catalogados como espías occidentales. Desde entonces, los lugares en los que los cristianos se reúnen: iglesias, escuelas,… han sido atacados, causándoles la muerte a muchos.
La promulgación de la sharia (el Código de Derecho islámico) en la provincia fronteriza nor-occidental y el proceso de islamización han hecho muy difícil para los cristianos la práctica de su fe en público.

Según usted, ¿el Islam y el Cristianismo llevan camino de enfrentarse o cree que es posible el diálogo?
La mayoría de los musulmanes considera la guerra contra el terrorismo como una guerra contra el Islam. Los Mullahs (el clero musulmán) intentan convertirlo en un problema para lograr sus propios interés.
Al mismo tiempo, hay muchos musulmanes y cristianos que trabajan por el diálogo entre las dos religiones. Hay tolerancia por parte de los cristianos. Hay musulmanes buenos, tolerantes, que son muy comprensivos y que apoyan y están preparados para empezar un diálogo. El analfabetismo existente en la mayoría del pueblo es el mayor inconveniente y desventaja, porque creen sólo en lo que oyen desde el púlpito. Se necesita un compromiso por ambas partes.

Su país está situado muy cerca de regiones desgarradas por las luchas. ¿Usted es optimista sobre el futuro?
Pienso que nuestro país tiene futuro. ¿Qué tipo de futuro? Bueno, eso dependerá de la dirección que den las personas que gobiernan el país. Pakistán es muy rico en muchos aspectos y Dios lo ha bendecido con abundantes recursos. Si se diera un interés verdadero por el desarrollo del país y si se acabara con la corrupción, (el enemigo número uno del país), podríamos esperar con optimismo un futuro prometedor.

Le rogaría nos dijera cuáles son, según su opinión, las cualidades destacadas del pueblo pakistaní.
El pueblo de Pakistán ama su religión, es monoteísta. Una guía adecuada en la práctica de su fe haría de ellos buenos musulmanes y buenos cristianos.
La hospitalidad es una de sus cualidades más destacadas. No les gusta que un visitante abandone su casa sin tomarse una taza de té. Compartir la comida es muy común entre las personas.
En general, son muy amables y afectuosos. El respeto por las personas mayores y la atención a los ancianos son cualidades que se encuentran sobre todo en la gente de los pueblos.

¿Cómo comenzó la obra marista en Pakistán?
El difunto obispo Nicolás Hatinga (Italia) de la diócesis de Islamabad y Rawalpindi, en una de sus visitas a Roma, se reunió con los Hermanos Maristas. Les invitó a venir y a trabajar en Pakistán. El H. Paul Ambrose (EE.UU.) Asistente General en ese momento, aprovechó la oportunidad para explorar las posibilidades de abrir una misión marista en Pakistán. Después de algunas deliberaciones, los hermanos de Sri Lanka vieron como muy apropiado empezar una nueva misión en esta santa tierra.
El 11 de septiembre de 1966, el H. Remigious Fernando (Sri Lanka) llegó como el primer misionero marista al Pakistán. Empezó a trabajar en un lugar llamado Abbottabad. Después, llegaron al Pakistán hermanos procedentes de Australia, Nueva Zelanda y, más tarde, de los EE.UU. y una mayoría vino desde Sri Lanka, para trabajar en las escuelas, en los internados y en los institutos profesionales.

Háblenos de su trabajo en el colegio Saint Mary de Peshawar.
El colegio Saint Mary de Peshawar es un colegio para niños de 8 a 13 años. Los Hermanos maristas han estado administrando la escuela durante los últimos 30 años. El obispo de la diócesis de Islamabad y Rawalpindi es el propietario de la escuela.
De acuerdo con nuestro ideario, el colegio Saint Mary existe para proporcionar formación a muchachos procedentes de diversas capas sociales, religiosas y culturales. Se realiza en el contexto de la cultura del Pakistán, a través de sus actuales esfuerzos educativos.
Proporcionamos programas educativos y otras actividades que promuevan el crecimiento intelectual, moral, físico y social de cada alumno, para que llegue a ser un miembro útil, un ciudadano responsable y un pakistaní patriótico.
Favorecemos el desarrollo del sentido de responsabilidad hacia una comunidad más amplia y el compromiso de trabajar por la justicia y la paz a la luz de los mandamientos del Dios Omnipotente.
Tratamos de manera activa de fomentar el crecimiento personal, el desarrollo de una conciencia informada y el fomento de un verdadero y maduro espíritu pakistaní en cada alumno.
Basamos nuestra formación en armonía con la visión de Marcelino Champagnat e intentamos establecer con los alumnos relaciones basadas en el amor.
Dentro y fuera de Peshawar, la escuela se ha ganado una excelente reputación, y no sólo por sus resultados académicos sino también por el deporte y por otras numerosas actividades; y también por su disciplina. Sus exalumnos se encuentran en todas las esferas de la vida pública, y proporcionan un liderazgo basado en los valores promovidos desde la escuela Saint Mary.
Aunque la mayoría de los estudiantes son musulmanes, la escuela beneficia a los cristianos que allí estudian. Los hermanos y los profesores se encargan de ellos de forma especial, concediéndoles tarifas reducidas en sus cuotas anuales y mensuales.
Los musulmanes que estudian en nuestra escuela alcanzan un conocimiento mayor de los cristianos. Líderes como Musharraf, el actual Presidente del país y Benazir Bhutto, ex Primera Ministra, estudiaron en escuelas misioneras como la nuestra. Han sido muy comprensivos con los cristianos.
La escuela genera unos ingresos que ayudan a dirigir otras instituciones cristianas en la diócesis y también proporciona ayuda económica a la escuela católica de Sargodha.

¿Y qué nos puede contar de la otra escuela católica existente en el país y que está en Sargodha?
La escuela católica de Sargodha es una reciente fundación y ya ha ganado respeto y popularidad. Está bien considerada por su estilo marista de educación. La mayoría de los alumnos procede de familias muy pobres y, aproximadamente, el 75% de los alumnos es cristiano. Por lo tanto, desde el punto de vista económico, es una escuela pobre y tiene que depender de la donación de más de cincuenta mil rupias (USD 866) todos los meses para pagar los sueldos del personal. Pero, es una bendición del cielo para la gente de esta parte del país el tener una escuela tan bonita y que imparte una formación de calidad. Hay un buen entendimiento entre los Hermanos y los profesores de la escuela de Sargodha y predomina el espíritu de Champagnat entre el personal docente, los alumnos, los trabajadores y entre los laicos maristas. Yo diría que la escuela católica de Sargodha está haciendo un servicio maravilloso y está satisfaciendo las necesidades de los alumnos marginados de la localidad.
La reciente asunción de un instituto profesional en la diócesis de Faisalabad, que está aproximadamente a 85 kilómetros de Sargodha, también está de acuerdo con nuestro carisma. Es un instituto profesional para alumnos que han abandonado la escuela. El P. Clement Sethupathy, sacerdote diocesano de Sri Lanka, fundó el instituto hace diez años aproximadamente. Al ser nombrado secretario de los obispos católicos del Pakistán, ofrecieron este instituto a los Hermanos Maristas.
Son aproximadamente unos 28 chavales los que residen en el internado. Junto a los diez alumnos externos, hay 38 alumnos que aprenden los oficios de soldador, automoción y electricidad. Los muchachos provienen principalmente de familias pobres. Los sacerdotes y religiosas apoyan a muchos.

Ustedes deben encontrar desafiante el que la mayoría de sus alumnos sea musulmán. ¿Por qué optan por estas escuelas? ¿Cómo encaja su pensamiento cristiano con las creencias de sus alumnos?
Los padres musulmanes envían sus hijos a nuestras escuelas principalmente porque saben que proporcionamos una formación verdaderamente holística. La mayoría de las instituciones educativas se orientan por los exámenes. Como las instituciones gubernamentales se encuentran en un estado muy malo, se crean las escuelas privadas para ganar dinero. Los padres ven nuestro compromiso y dedicación. La formación del carácter y la educación en valores son nuestras prioridades. Los misioneros cristianos dejaron en el pasado una tradición muy rica y pastoral. Más que la religión, lo que descubren en nosotros como cristianos es nuestra humanidad. Yo creo que intentamos acercarnos a nuestros alumnos y que nuestro amor por ellos les acerca más a nosotros. Los padres saben que no queremos convertir a sus hijos. La honradez, el respeto mutuo, la confianza, la tolerancia, la compasión y el perdón son virtudes que aceptan todas las religiones. Hablamos sobre la bondad de Dios Todopoderoso. Intentamos dar testimonio de Cristo en lugar de predicarlo verbalmente.

¿Qué es lo que encuentran atractivo los pakistanís en Marcelino Champagnat?
Lo que los pakistanís encuentran atractivo en Marcelino es su fe robusta en Dios, incluso en tiempos de problemas y dificultades, su amor por los niños y la fundación de un instituto para educar a los niños. Los que han oído hablar de Marcelino saben que fue una persona decidida y con un corazón bondadoso.

¿Qué deparará el futuro a la presencia marista en Pakistán?
Tenemos que mirar al futuro con fe y esperanza. Estamos aquí para hacer la obra de Dios. Sabemos que Él no nos abandonará. Esto se ve en la forma en la que la Congregación ha mostrado su interés por nuestra misión. La reciente visita de los Consejeros Generales, el apoyo y ayuda dada por el Provincial y su Consejo, y la solidaridad mostrada por nuestros Hermanos de Sri Lanka son signos muy alentadores. Esto nos da fuerza para enfrentarnos a los obstáculos y penalidades que nos puedan venir de otras partes. Hay una campaña vocacional. Hemos sentido la necesidad de tener hermanos locales. Tenemos dos hermanos pakistanís que están muy comprometidos en la promoción vocacional. El programa de Aspirantado que empezó este año en Peshawar, el lanzamiento en septiembre de un segundo programa en Faisalabad para los interesados en nuestro estilo de vida, y la nueva fundación en Faisalabad, nos dice que estamos en el camino correcto. Con la intercesión de María, nuestra Buena Madre, y de Marcelino, nuestro Fundador, creemos firmemente que Dios continuará bendiciendo nuestro sector del Pakistán.

3399 visitas